Páginas vistas en total

sábado, 17 de diciembre de 2011

Reflexión: notas para eu-yin

"El dilema no es decidir, sino comprender la decisión"

El decidir es una consecuencia de acciones/pensamientos anteriores, que terminan por desarrollar circunstancias posteriores que son una proyección de dicha decisión pero que puede no ser certera; la psicohistoria (desarrolló de la psicohistoria, ASIMOV) podría calcular estas probabilidades de acciones ante reacciones determinadas. Aun así el decidir es un estadio, un momento que contralleva un acontecimiento. Si la decisión es difícil de comprender, el decidir es un conjunto de emociones y razones que derivan de un espejo recortado de nuestra vista/observación de un hecho; y que tiene un mecanismo más simple que el momento de la decisión. Ante eso, nuestra primera sensación es la decisión, de "decidir decir algo". El decidir, en un intento de deconstruirlo, es simplemente el conjunto de nuestra causalidad, es la reacción ante un hecho que no termina de comprenderse con las primeras sensaciones experimentadas. Sensaciones que son nuestro instinto más primitivo, es nuestra batalla entre el "yo" y el "súper yo" o lo que conocemos como el Id, Ego y Superego. Son nuestra base y desarrollo de nuestro decidir. Esta primera instancia esta configurada en un conjunto de símbolos que nos llegan en forma instantánea, en forma repentina, el significante es una construcción posterior al decidir. Es nuestra primera expresión sobre ese hecho, hecho particular, que podría ser la economía política, la historia de los templarios y los rosacruces o la comandancia de los jesuitas ante una nueva conspiración del mundo. Ante hechos que pueden ser o no verdaderos, nuestras sensaciones reflejan entre este inconsciente y consciente el desarrollo del decidir, del decir, del opinar.

Nuestra desarrollo ante hechos que parecen no verdaderos realizan o metabolizan y elaboran en nuestro pensamiento un conjunto de palabras que experimentan la expresión de un conjunto de ideas sistematizadas. Que es el pensamiento. Este pensamiento, esta basado, entonces, en esta causalidad, en este primer acontecimiento que es el decidir. Por lo tanto, el decidir conlleva un pensamiento, una construcción de símbolos y significantes que se expresan en palabras: discurso. Los significantes puede ser construcciones vacías o no. Los símbolos cumplen otro función, no precisan de las palabras para comprenderlos. Esta definido, lo unico que lo interroga al símbolo es la historia. El símbolo o símbolos buscan la universalidad, la comprensión del otro sin las palabras, es la disociación de las palabras y las cosas. El significante en cambio podría, como dijimos estar vacío o no, al no estar vació requiere de una construcción; construcción que va estructurando y ordenando al significante bajo ciertas condiciones al significante. No es lo mismo gritar "Viva Perón en 1957 que en 2010".

Esta primera parte del decidir se sintetiza en la causalidad, es decir, su primera instancia es la negación, porque la negación es la reacción humana primaria, necesaria a veces, y que describe una forma de entender los hechos en determinadas circunstancias. No obstante, el decidir presupone, además de entender, haber comprendido las circunstancias. Y a veces no es así. El decidir es una pulsión natural como la sensación de algo que nos gusta o no. Esto no quiere decir que hayamos decidido correctamente, solo hicimos lo que nuestro pensamiento en base a nuestras experiencias pudo decidir. Como hemos desarrollado, el decidir es un instancia compleja, y en muchos casos la más importante, por que detrás de ella esta "la impaciencia" y "la no impaciencia". El decidir como lo hemos construido y deconstruido, es "en si la causalidad", causa y efecto. Es nuestra más primitiva sensación que sólo puede salvarse en "la reflexión"; pero para la reflexión se precisa un momento, este momento se encuentro en el ejercicio de la paciencia. La paciencia es la instancia que nos permite escuchar, observar y meditar sobre los hechos o circunstancias que atravesamos. Desde el choque de un auto hasta el asalto de un supermercado. Es importante, este punto de la reflexión, que nos da un revisión del momento del "decidir", es un el momento para reveer dichas circunstancias experimentadas.

Complicado estadio es el decidir, el decir, el proyectar nuestro pensamiento antes que no decir nada. Es mejor no decir nada a veces o escuchar que decir las palabras que no corresponden al hecho preconfigurado. Pero al decidir. En contraposición a esto, es que el propósito y el acontecimiento son parte de la decisión.

Comprender la decisión, expresa dos cuestiones centrales para el desarrollo de la idea, una supone no sólo el intento, en base a la reflexión, de interpelar al otro. El otro como negación de uno mismo pero "uno" es la afirmación del otro. Esto es, el existir, existo en tanto puedo afirmar lo mismo del otro. Esto esta basado en las relaciones sociales que se dan en un sistema con sus símbolos y significantes. Los arquetipos permiten que estas relaciones sociales se desarrollen en base a determinadas pautas morales, culturales y afines. El intento del comprender, es el punto de inflexión donde el "conocer" es meramente una contemplación; el comprender trata por los medios permitidos abrazar al "objeto" en dicho contexto o circunstancia. Si el conocer/conocimiento se realiza vía la lógica "sujeto-objeto", permite un abstracción de un tercero invisible. Podríamos ejemplificarlo al recordar una situación muy cotidiana cuando "un fotógrafo el dice al fotografiado hace de cuenta que no estamos acá, actúa naturalmente". Entre la cámara (objeto/sujeto) y el niñ@ (sujeto/objeto) esta el tercer en observación analizando esta situación que podría derivarnos en el alzamiento armado de los Maolis. Esta forma de conocer no quiere decir que estemos comprendiendo o que nos acerque a la idea de comprender. Uno puede llevar este ejemplo a la universalidad de las presuposiciones por que un niñ@ y una cámara es una idea que podemos hacernos. Pero cuando al sujeto-objeto lo interrumpimos y le acercamos un contexto/circunstancia/piso/espacio. Cuando entra a rodar el espacio en esta relación nos esta determinando el lugar. Y por ello cada vez que tratemos de comprender nuestra decisión, el conocer es solo la instancia de la causalidad, sujeto-objeto; en tanto para comprender la decisión habrá que relacionar de la siguiente manera nuestro pensamiento: sujeto-objeto-espacio.

La segunda cuestión es esta diferenciación entre el conocimiento y la comprensión. Son formas complementarias de un estadio en el cual cada uno cumple un rol en el decidir y otra en el la decisión. El dilema sigue siendo como se expresa el conjunto de la sociedad ante un hecho genérico o especifico. Y si dicha expresión no encubre otras cuestiones que tienen que ver directamente con Id, Ego y Superego. Sin embargo, existen otros tres conceptos o enunciados que son precisos y aportan en este ensayo. Son las tres heridas narcisistas causada por Copérnico; la que provocó Darwin cuando descubrió que el hombre descendía del mono y la herida hecha por Freud cuando él mismo, a su vez, descubrió que la conciencia reposaba sobre la inconsciencia. Sobre estos pilares uno puede reconstruir parte de lo que somos y lo que tratamos ser en tanto pensamiento que busca una liberación de su inconsciente colectivo, que muchas veces se expresa en las colonias como la impotencia de no poder expresar los sentimiento del sometido, del esclavo, del descamisado a nuestro amo/ a nuestro dominador. En estos cambian las formas de dominación como las formas de expresión que tiene el sistema. Es la reflexión necesaria en estos momentos de difícil tarea, tarea de reconstrucciones de nuestras clase trabajadora, sepulturera histórica del capitalismo. Pero sepultar al capitalismo desde la colonia no es lo mismo que sepultarlo desde el centro del imperialismo. Son procesos históricos divergente y se encuentran en los distintos estallidos sociales.

Por ello, la compresión de la decisión requiere de nuestra atención dado los acontecimientos que se están dando a lo largo del mundo, las tres heridas narcisistas son una parte de nuestra psicohistoria. Utilizar los instrumentos de la reflexión y la paciencia son necesarios en momentos que el diferenciación del capital ha desarrollado el estadio humano casi sin precedentes. Estas son palabras conjugada de cosas que a veces no nos damos cuentas en que espacio/lugar estamos.

Este intento entre el decidir y la decisión; donde la comprensión esta entroncada en una frase que sobrevive al tiempo: "Sean capaces siempre de sentir,en lo màs hondo cualquier injusticia realizada contra cualquiera,en cualquier parte del mundo,
Es la cualidad màs linda del revolucionario..."

No hay comentarios: