Páginas vistas en total

lunes, 21 de mayo de 2012

Entrevista que me realizaron en la Revista 23:

Patota Recargada. La mesa de enlace regresó con furia.
En este sentido, Biolcati se quejó del cambio estructural que pretende establecerse en Buenos Aires. “El agro debe aportar 400 millones de pesos a la provincia –argumentó– pero en lugar de aumentar las alícuotas sobre la valuación para pagar el impuesto, se busca aumentar la valuación del terreno más de un 1.500 por ciento. Eso significa, además, dos mil millones de pesos para el fisco nacional, a pagar en abril por Bienes Personales”. No obstante, desde la Dirección de Política Tributaria bonaerense explicaron que “el valor a computar para el pago, tanto de Bienes Personales como de Ganancia Mínima Presunta (para quienes deban pagar), es el de la Base Imponible del Impuesto Inmobiliario Rural y no el valor fiscal”. Una explicación que anula la tesis apocalíptica de uno de los jinetes patronales.

Para Mattos, Biolcati “intentó llevar adelante otra 125. Algunos quisieron venderlo como una pelea de la Sociedad Rural contra La Cámpora pero nadie habló de la cuestión de fondo: cuál es el precio de la tierra en la provincia de Buenos Aires, cuántos y quiénes son sus dueños y cuál es el impuesto que se les tributa a estos sectores”. El atraso fiscal en la zona rural proviene, incluso, de la época en que Eduardo Duhalde era gobernador y se contrapone con la última década de crecimiento económico sostenido, tanto del país como de la provincia.

Entrevista completa descargar aquí: Patota recargada.

No hay comentarios: